Cinco razones para escalar a la nube en una PYME

La tendencia cloud puede ser el aliado perfecto en una pequeña

14 agosto, 2015Maximiliano FanelliTecnologíaTendencias

La tendencia cloud puede ser el aliado perfecto en una pequeña y mediana empresa, y generar mejoras de producción y ahorro de costes.

La nube es una tendencia que se viene usando y nombrando desde hace varios años. Si bien es requerida en diferentes verticales, puede ser de importante relevancia para el sector PYME y microempresas. Lo fundamental, es usar la nube para generar productividad y eficiencia para los procesos.

Según un estudio realizado por Microsoft, junto al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la computación en nube o también conocido como cloud computing, beneficia especialmente a las Pequeñas y Medianas Empresas.

Por ejemplo, herramientas de nube de la firma como Microsoft Office 365, Dynamics CRM Online, Windows Intune y Windows Azure, suelen funcionar como determinantes de producción en este aspecto. Cada una de ellas logra satisfacer, en diferente medida, a las necesidades.

Algunas ventajas tras su incorporación, son:

  • Bajos costos: El cloud computing facilita a las PyMEs el acceso inmediato a la tecnología, ya que no requiere de grandes inversiones iniciales y el usuario paga solo por lo que consume. O sea, bajo un modelo de pago por usos.
  • Practicidad: Al adoptar el cloud, las PyMEs ya no deben preocuparse por contar con un área de sistema robusta. En este caso, la administración de TI será gestionada por terceros, permitiendo, en gran medida, ahorrar tiempos y recursos.
  • Seguridad: La protección es importante, y pude verse en varios aspectos. Por ejemplo, una empresa no debe preocuparte por un desastre tecnológico a causa de un terremoto o inundación, ya que toda la información va a estar guardad y respaldada en servidores remotos. Además, la información va a estar protegida por grandes sistemas de seguridad, y cada empresa podrá ver esta gestión.
  • Fácil escalamiento: La adopción no va a ser un problema, el problema es decidirse. Si bien a veces cuesta entrar a la nube, no es necesario ser un experto en TI para ello, sino que solo basta con seguir pequeños pasos y luego disfrutar de los beneficios.
  • Ahorros: El ahorro sería el último pero no por eso menos importante de los pasos. El cloud ofrece ahorros hasta de 67% en el gasto y, además, permite generar bajas en el consumo de energía eléctrica con hasta un 30% menos.